Cuando una persona no mantiene una buena higiene bucal, esto se traduce de forma directa en una serie de consecuencias que pueden poner en peligro su salud mental. Una de ellas es el cálculo o sarro dental, que consta de la calcificación y endurecimiento de la placa bacteriana que se termina acumulando entre las encías y los dientes. Esta se origina a raíz de los restos de alimentos que se almacenan en la boca, y que no han sido retirados en su momento. Así, se mezclan con los minerales de la saliva y se forma una costra que se calcifica. Su tono es amarillento, y es uno de los principales responsables de que se desarrollen enfermedades de carácter oral. Por ello, cobra una importancia todavía mayor el conocer de qué se trata este problema y cómo evitarlo y solventarlo.

Todo sobre el sarro dental Antes y después

Consecuencias del sarro dental

La placa bacteriana, si bien puede ser eliminada con facilidad en casa por parte del paciente, no tiene nada que ver con el sarro, que es mucho más grave. Esto es debido a que supone la calcificación de esa placa, lo que lo convierte en algo muy difícil de quitar, y para el cual el cepillado ya no es suficiente. Por este motivo, se recomienda seguir unos hábitos de higiene oral diarios que impidan su aparición, ya que de lo contrario se podrían producir una serie de consecuencias severas.

Profesionales ideales para eliminar el sarro dental

Complicaciones bucales: El sarro antes y después

Para que el sarro no de problemas, es necesario eliminar primero la placa bacteriana para que esta no se endurezca. En caso contrario, se producirá la acumulación de múltiples bacterias que son las principales responsables de la presencia de enfermedades de carácter bucodental, como es el caso de la periodontitis o piorrea. Esto puede desembocar en problemas graves para la persona afectada, y por eso conviene conocerlos de primera mano para concienciar de lo importante que es evitar que se origine sarro dentro de la boca.

¿Cómo afecta el sarro a la salud dental?

Entre algunas de las complicaciones más destacadas que se pueden originar debido al sarro, destacan sobre todo las siguientes:

  • Enfermedades periodontales: Se comienza con la gingivitis, que consiste en el sangrado de encías debido a una inflamación de las mismas. Sin embargo, en caso de que se desarrolle, puede derivar en una periodontitis más grave que incluso podría provocar la pérdida definitiva de las piezas dentales.
  • Enfermedades sistemáticas: Es un hecho que la salud oral también termina afectando enormemente a la salud a nivel general. Lo cierto es que hay ciertas patologías que se han desarrollado de manera directa a problemas relacionados con el corazón, como es el caso de los infartos.
  • Halitosis: El mal aliento es muy característico, ya que las bacterias que se alojan en las cavidades orales y producen compuestos sulfurados.
  • Caries: Se producen debido a que estas mismas bacterias también debilitan el esmalte dental y facilitan su aparición.

En P&P Clinic, te ayudamos a mejorar tu sonrisa.

 

Cualquiera que sea tu problema, te ayudaremos a que disfrutes de la sonrisa que tanto has deseado. Contacta con nosotros in compromiso.

Tratamientos para eliminar el sarro: soluciones efectivas

Si bien ya se ha dicho que la placa bacteriana se puede eliminar de manera relativamente sencilla con un buen cepillado de dientes diario, el sarro es completamente diferente. Por este motivo, conviene conocer cuáles son los diferentes procedimientos que existen para deshacerse de este problema de una manera eficaz.

Procedimientos dentales para la eliminación del sarro

Para poder eliminar el sarro, es fundamental acudir a una clínica odontológica y que un profesional se encargue de llevar a cabo el tratamiento. El único indicado en estos casos es la

limpieza dental, que ofrece unos muy buenos resultados a nivel general. Es un proceso para el cual no se necesita ningún tipo de anestesia, ya que no provoca dolor a los pacientes, pero que sí que únicamente debe ser ejecutado por un profesional experimentado. Se necesitarán, además, una serie de herramientas específicas, como la punta de ultrasonidos, que se encargarán de limpiar el sarro presente en el esmalte dental y el de debajo de las encías.

La limpieza dental en ningún momento desgasta las piezas, aparte de que al margen de unas pequeñas molestias no resulta un problema para los pacientes a la hora de llevarlo a cabo. Aparte de esto, es fundamental para mantener la boca libre de microorganismos dañinos, caries, enfermedades y un largo etcétera. Por ello, los especialistas aconsejan que estas se realicen por lo menos una vez al año.

Procedimientos para la eliminación de sarro

Antes y después del tratamiento del sarro: resultados sorprendentes

Si por algo se caracteriza la limpieza bucal, es por su eficacia y por la gran cantidad de ventajas que aporta a la salud oral a nivel general, y la eliminación del sarro en particular. Estos son algunos de los ejemplos más claros que lo corroboran:

Prevención del sarro: Clave para una boca saludable

Una de las mejores maneras de evitar que el sarro se termine desarrollando dentro de las cavidades orales, es la prevención. La higiene oral es clave para ello, no solamente con un buen cepillado diario, sino a través del empleo de otros elementos complementarios. A su vez, se debe hacer hincapié en limpiar todos los recovecos de la boca, sin dejarse ninguno, y por supuesto no olvidarse de la lengua. Esto es debido a que en esta zona se acumulan múltiples bacterias que terminan afectando a la salud bucodental, por lo que conviene cepillarla varias veces al día de una manera exhaustiva.

¿Cada cuánto tiempo hacer un blanqueamiento dental?

Consejos para prevenir el sarro: Cambios notables antes y después

  • Cepillado dental: Al margen de utilizar un cepillo que tenga las cerdas suaves y que no dañe las encías y el esmalte dental, se debe conservar una buena técnica de cepillado y prestar atención a todas las zonas de la boca. Por supuesto, dicho cepillado deberá realizarse mínimo tres veces al día durante por lo menos dos minutos.
  • Elementos complementarios de higiene oral: Es importante tenerlos en cuenta, aparte del cepillado, ya que pueden alcanzar aquellas áreas donde el propio cepillo no puede. Algunos de estos utensilios son el hilo dental, los irrigadores dentales o el colutorio dental. También se pueden incluir los cepillos eléctricos, que en ocasiones son más eficaces que los manuales. Además de esto, conviene prestar atención a la pasta de dientes, y que esta contenga flúor que pueda reparar algunos daños que se producen en el esmalte dental.
  • Buena alimentación: Muchas veces, la presencia de bacterias en la boca es a raíz de consumir en exceso productos que tengan exceso de azúcar, ya sean comida o bebida. En estos casos, se liberan ácidos nocivos perjudiciales que terminan por originar placa bacteriana, y en su defecto, también sarro.
  • Tener unos hábitos saludables: No solamente se incluye el tener una dieta equilibrada, sino también evitar sustancias que resultan nocivas para la salud, como es el caso del alcohol o el tabaco. Este último tiene consecuencias graves para las personas que lo consumen, tanto a nivel general como en lo que respecta a la boca. Aquellos que fuman cigarros son más propensos a padecer enfermedades dentales, además de terminar acumulando sarro en los dientes.
  • Acudir al dentista de manera regular: Los profesionales recomiendan acudir al dentista aproximadamente cada 6 meses, ya que es la única manera de evitar que el sarro se acumule de manera excesiva en la boca. Por supuesto, es vital para poder cerciorarse de que el paciente se encuentra en buen estado de salud oral, y ponerle remedio en caso de que sea necesario, ya que solamente un experto podrá eliminar el sarro de los dientes de manera segura y exitosa.
  • Mantener una buena hidratación: Para ello, será vital beber agua durante el día. Se aconseja que la cantidad sea de al menos dos litros.

Antes y después del sarro en los dientes

¿Qué productos caseros usar para la limpieza dental?

Productos efectivos para prevenir el sarro

Estos son algunos de los elementos que ayudan a que la limpieza bucal sea mucho más completa, y que por tanto, haya menos posibilidades de desarrollar sarro:

  • Enjuague bucal: Es un tipo de líquido que se utiliza para desinfectar las encías, ayudando a evitar enfermedades dentales.
  • Cepillos interdentales: Son aquellos que se utilizan para poder limpiar todos aquellos espacios entre los dientes a los que el cepillo común no puede llegar. Son ideales para personas que tienen implantes, ortodoncia fija o puentes dentales.
  • Irrigador dental: Es un tipo de dispositivo que expulsa agua a chorro y que se encarga de remover los restos de comida que quedan entre dientes y encías.